ICANH - Instituto Colombiano de Antropología e Historia

a a a a

viernes, 16 de abril de 2021

|

Valores corporativos


El Departamento Administrativo de la Función Pública decidió crear un código de integridad lo suficientemente general y conciso para ser aplicable a todos los servidores de las entidades públicas de la rama ejecutiva colombiana. A raíz de diferentes recomendaciones, consultas, investigaciones y diálogos, estos son los tres elementos fundamentales del código de integridad:


1. La construcción, aprobación e implementación de un tipo de conducta único para el sector público colombiano. 


2. La construcción de un sistema de formación e interiorización de los valores formulados en este código.


3. El establecimiento de un sistema de seguimiento y evaluación de la implementación del código. 


Es así como nace este código de integridad, un código que, de manera muy sencilla pero poderosa, nos sirve de guía, sello e ideal de cómo debemos ser y obrar los servidores públicos colombianos por el hecho mismo de servir a la ciudadanía.


Los valores que integran el Código de Integridad del ICANH son los siguientes: 



Actúo siempre con fundamento en la verdad, cumpliendo mis deberes con transparencia y rectitud, y siempre favoreciendo el interés general.


Lo que hago:


Siempre digo la verdad, incluso cuando cometo errores, porque es humano cometerlos, pero no es correcto esconderlos. 


Facilito el acceso a la información pública completa, veraz, oportuna


Denuncio las faltas, delitos o violación de derechos de los que tengo conocimiento en el ejercicio de mi cargo, siempre.


Lo que no hago:


No acepto incentivos, favores, ni ningún otro tipo de beneficio que me ofrezcan personas o grupos que estén interesados en un proceso de toma de decisiones.


No uso recursos públicos para fines personales relacionados con mi familia, mis estudios y mis pasatiempos (esto incluye el tiempo de mi jornada laboral, los elementos y bienes asignados para cumplir con mi labor, entre otros).


No le doy trato preferencial a personas cercanas para favorecerlos en un proceso en igualdad de condiciones.



Reconozco, valoro y trato de manera digna a todas las personas, con sus virtudes y defectos, sin importar su labor, su procedencia, títulos o cualquier otra condición.


Lo que hago:


Estoy abierto al diálogo y a la comprensión a pesar de perspectivas y opiniones distintas a las mías. No hay nada que no se pueda solucionar hablando y escuchando al otro.


Atiendo con amabilidad, igualdad y equidad a todas las personas en cualquier situación a través de mis palabras, gestos y actitudes, sin importar su condición social, económica, religiosa, étnica o de cualquier otro orden. Soy amable todos los días; esa es la clave, siempre.


Lo que no hago:


Nunca actúo de manera discriminatoria, grosera o hiriente, bajo ninguna circunstancia.


Jamás baso mis decisiones en presunciones, estereotipos o prejuicios.


No agredo, ignoro o maltrato de ninguna manera a los ciudadanos ni a otros servidores públicos.



Soy consciente de la importancia de mi rol como servidor público y estoy en disposición permanente para comprender y resolver las necesidades de las personas con las que me relaciono en mis labores cotidianas, buscando siempre mejorar su bienestar.


Lo que hago:


Estoy atento siempre que interactúo con otras personas, sin distracciones de ningún tipo.


Presto un servicio ágil, amable y de calidad.


Escucho, atiendo y oriento a quien necesite cualquier información o guía en algún asunto público.


Lo que no hago:


Nunca trabajo con una actitud negativa. No se vale afectar mi trabajo por no ponerle ganas a las cosas.


Jamás ignoro a un ciudadano ni sus inquietudes.


No llego nunca a pensar que mi trabajo como servidor es un ??favor?? que le hago a la ciudadanía.



Cumplo con los deberes, funciones y responsabilidades asignadas a mi cargo de la mejor manera posible, con atención, prontitud, destreza y eficiencia, para así optimizar el uso de los recursos del Estado.


Lo que hago:


Siempre soy proactivo y comunico a tiempo propuestas para mejorar continuamente mi labor y la de mis compañeros de trabajo.


seguro la calidad en cada uno de los productos que entrego bajo los estándares del servicio público. No se valen cosas a medias.


Uso responsablemente los recursos públicos para cumplir con mis obligaciones. Lo público es de todos y no se desperdicia.


Lo que no hago:


No evado mis funciones y responsabilidades por ningún motivo.


No demuestro desinterés en mis actuaciones ante los ciudadanos y los demás servidores públicos.


No malgasto ningún recurso público. 



Actúo con imparcialidad garantizando los derechos de las personas, con equidad, igualdad y sin discriminación.


Lo que hago:


Reconozco y protejo los derechos de cada persona de acuerdo con sus necesidades y condiciones.


Tomo decisiones estableciendo mecanismos de diálogo y concertación con todas las partes involucradas.


Tomo decisiones informadas y objetivas basadas en evidencias y datos confiables.


Lo que no hago:


No promuevo ni ejecuto políticas, programas o medidas que afectan la igualdad y la libertad de personas.


No favorezco el punto de vista de un grupo de interés sin tener en cuenta a todos los actores involucrados en una situación.


Nunca permito que simpatías, caprichos, presiones o intereses de orden personal o grupal interfieran en mi criterio, toma de decisión y gestión pública.

[Ver en formato amigable para la impresora]
INSTITUTO COLOMBIANO DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA
ICANH - Instituto Colombiano de Antropología e Historia

Av Calle 12 # 2 - 41 La Candelaria
Bogotá D.C Colombia
Código postal: 111711
CONMUTADOR:
+ 57-1 444 0544
Fax: + 57-1 4440530

LÍNEA DE ATENCIÓN AL CIUDADANO
018000 3426042
018000 119811

ATENCIÓN AL CIUDADANO
ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN
julio 30 de 2021
NO. VISITAS
39.597.119
HORARIO DE ATENCIÓN
LUNES A VIERNES
8:00 am a 5:00 pm

CORRESPONDENCIA
HASTA LAS 4:30pm